Economía circular para niños

La  economía moderna se basa en producir, consumir y desechar, un modelo que no se preocupa por la cantidad de residuos que generamos. Este modelo ignora por completo el efecto que esa cadena tiene sobre el planeta y nosotros estamos en muchas ocasiones somos parte de ese modelo y lo alimentamos seamos conscientes o no. Debemos dirigir nuestra alocada cadena “comprar-tirar” siendo responsables de los residuos que generamos e integrándolos en la producción . Pero… ¿hay otros modelos?, ¿qué es eso de la economía circular?, ¿cómo podría explicárselo a mis hijos/as para que lo tengan integrado desde pequeñitos/as…? Tranquilos/as hoy os traemos un truco.

Es fundamental que los más pequeños aprendan que cuando compramos cualquier cosa, esta generará unos residuos y que el proceso no se acaba con tirarlos a la basura. Todo lo que aprendan en sus primeros años de vida marcará sus acciones en el futuro, por eso es preciso encontrar una manera de explicárselo de forma sencilla y clara.

Los niños/as ven fábricas en momentos muy concretos de su infancia. En un viaje, porque las tenemos cerca de casa, etc, pero es difícil que asocien el acto de tirar un residuo a la basura con esas grandes fábricas. Ambas imágenes están estrechamente conectadas cuando pensamos globalmente, pero sería difícil explicar a los niños/as como asociar ambas ideas sin recurrir a una historia que las conecte.

Y ahora la pregunta difícil es, ¿Se te ocurre alguna historia que pueda conseguir este objetivo? Amuchos nos puede costar de partida asociar ambas ideas porque el propio sistema ha obviado explicarnos el proceso y la dimensión del impacto medioambiental que genera. Llega a ser tan grande la desconexión, que nos parece mentira que el proceso de economía circular no sea el modelo de producción y reciclaje empleado.

Así que, ¿serías capaz de inventarte un historia para explicárselo a un niño/a siendo consciente de esto? Probablemente a la hora de inventarte una historia infantil te quedara un cuento de terror, una historia incompleta y llena de preguntas. Seguramente atraerías las preguntas de los peques, que intrigados querrían saber más y ante la situación de confusión, te haría sudar la gota gorda para responderlas. Suerte para salir del apuro… la vas a necesitar.

O puedes tirar de la preciosa historia de Rana de tres ojos, un cuento de Olga de Dios que ayuda a explicar el proceso, a entenderlo desde el punto de vista de una rana que tiene tres ojos y que vive en una charca que de pronto se ha llenado de residuos y contaminación y se pregunta por qué. Una valiente rana que se cuestiona y busca una solución. Un cuento altamente recomendable. Te dejamos aquí el booktrailer para abrir boca.

Una historia que ayuda a crecer en valores, fomenta la unión y os entretendrá con toda seguridad.

Consigue el cuento en amazon.

Y recuerda. Si compras la versión en papel genera residuos, pero si compras la versión Kindle también…

Los enlaces a productos mostrados en esta página son enlaces de amazon afiliados.